Reproducción por acodo aéreo

A través del acodo aéreo podremos reproducir nuestro rosal favorito de una forma sencilla y con bastantes garantías. 

La mejor época para realizar nuestros acodos es en primavera. La planta está rebosante de savia y es cuando mayor capacidad tiene de crear raices. 

La rama que vamos a reproducir, preferiblemente ha de ser robusta, no leñosa, libre de enfermedades y del mismo año al ser posible.

 

Hay que elegir una buena rama¡¡

Procedimiento (Paso 1)

En primer lugar necesitamos tener a mano los elementos necesarios para proceder; un recipiente de plástico o un trozo de bolsa de plástico de color negro, dependiendo del método que vayamos a utilizar.

Una vez que decidamos la rama adecuada, practicaremos una incisión justo por debajo de una yema.  Aplicaremos un enraizante orgánico que podemos adquirir en nuestro garden habitual o una pasta casera hecha con lentejas germinadas.

 

Hacer incisión y cubrir con enraizante

Paso 2

A continuación, colocamos la bolsita de plástico negro o la parte inferior del recipiente por debajo de la incisión que hemos realizado de forma que ésta quede colocada en una zona intermedia y cerramos esta zona con cinta que una el recipiente o un caucho que cierre la bolsita.

Preparar el emboltorio

Paso 3

Procedemos a rellenar toda la zona donde está nuestra incisión con una mezcla de tierra ligera mezclada con musgo o turba que mantendremos moderadamente húmeda y cerramos también la zona superior.

Pasados entre 45 y 60 días, tendremos nuestras ramas repletas de raices y listas para cortar de la rama patrón y trasplantar.

Llenar de musgo y arena. Cerrar la bolsita

Acodo aéreo con bolsita de plástico negro

Acodo aéreo realizado en recipiente de plástico